Todos sabemos lo contagioso que es el COVID-19 en los humanos. Debemos tener conocimiento sobre su variante en gatos, el coronavirus felino (FCoV), y su supuesta mutación, FIP, que se considera altamente fatal.

COVID-19 y la peritonitis infecciosa felina (FIP) es causada por coronavirus: SARS-CoV2 y coronavirus felino (FCoV) respectivamente. El SARS-CoV2 y el coronavirus felino (FCoV) son virus completamente diferentes, y este último no infecta a los humanos. Sin embargo, en casos raros, el SARS-CoV2 puede infectar a los gatos.

Aunque una pequeña cantidad de mascotas en todo el mundo, incluidos gatos y perros, se han infectado con el virus que causa COVID-19, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que hasta ahora no ha habido evidencia de que las mascotas porten o transmitan el virus. Además, la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA) no ha encontrado que el COVID-19 pueda contraerse de las mascotas.

Aunque los virus del SARS-CoV2 y FCoV son altamente infecciosos, el 97% de las personas expuestas al COVID-19 se recuperan, con una mediana de edad de mortalidad de 80,5 años. Sin embargo, cuando se trata de FCoV en gatos, solo alrededor del 90% de los gatos infectados con FCoV se recuperan de la infección. A diferencia del coronavirus humano que pone a los adultos mayores en mayor riesgo, FIP, la supuesta mutación de FCoV, afecta a los felinos jóvenes: principalmente gatitos y gatos menores de 2 años.

FCoV y los riesgos de FIP

El FCoV es un virus muy común en las poblaciones de gatos domésticos de todo el mundo (que afecta incluso a los grandes felinos de los zoológicos). La infección es a menudo subclínica o se caracteriza por una enfermedad gastrointestinal transitoria, que incluye diarrea leve y / o vómitos en gatitos y gatos adultos recién infectados. Se desconoce por qué algunos gatos son prácticamente asintomáticos y otros desarrollan peritonitis infecciosa felina (FIP), que se considera una enfermedad multisistémica altamente mortal, pero se supone que es causada por una mutación más virulenta de FCoV.

Siempre que existe la infección por FCoV, también existe la posibilidad de que se desarrolle FIP. La probabilidad de que el FCoV se convierta en FIP es de aproximadamente el 10% en la población felina infectada con FCoV. En otras palabras, un gato infectado con FCoV no necesariamente sufrirá FIP, y uno debe esperar que no lo haga.

Hay dos formas comunes de FIP: una forma «húmeda» y una forma «seca». En ambas formas, los signos clínicos varían según los órganos afectados, como el peritoneo, la pleura, el hígado, los riñones, el sistema nervioso central (SNC) y los ojos. La FIP causa vasculitis inmunomediada, lo que significa que los vasos sanguíneos de cualquier órgano pueden verse afectados con signos clínicos resultantes del daño al órgano afectado. En la forma «húmeda», el daño es mayor y es más rápidamente fatal que en la forma «seca».

Además, en la forma «húmeda», los fluidos amarillos espesos obvios se acumulan en el vientre o el pecho del gato. La enfermedad se desarrolla dentro de las 4-6 semanas posteriores a la infección y tiene un efecto extremadamente estresante tanto para los gatos como para los dueños. Por el contrario, los signos clínicos de la forma «seca» suelen ser vagos e incluyen pérdida de peso, falta de energía y apetito. La enfermedad se desarrolla durante un período más prolongado, posiblemente incluso un año, pero por lo general pasa factura entre varias semanas y algunos meses. Aunque tanto la forma «húmeda» como la «seca» tienen un historial de una tasa de mortalidad de casi el 100%, hay algunos conocimientos nuevos sobre las posibilidades de tratamiento y prevención de FCoV / FIP que se están investigando más a fondo.

Factores que podrían aumentar la probabilidad de desarrollo de FIP

Si bien la mayoría de los gatos se recuperan de la infección por FCoV, algunos factores podrían aumentar la probabilidad de desarrollar FIP: estos incluyen la edad temprana de un gato (en particular, gatitos de entre 3 meses y 2 años), una tendencia genética de la raza, el estado inmunológico del gato, los niveles de estrés. y la dosis y virulencia del virus, así como las altas tasas de infección en los hogares, refugios y criaderos donde hay varios gatos infectados por FCoV y el virus diseminado.

Además, en entornos concurridos, como criaderos o refugios, además de la enorme tasa de exposición al FCoV, los niveles de estrés de los gatos suelen ser muy altos, lo que hace que los gatos de refugio sean muy susceptibles a la enfermedad. La investigación ha demostrado que la mayoría de los gatos que desarrollan FIP experimentaron altos niveles de estrés antes de desarrollar la enfermedad. Por tanto, se recomienda, si es posible, evitar causar estrés en gatos con anticuerpos FCoV. Esto incluye reubicación, introducción de un nuevo gatito en el hogar y esterilización, todo lo cual puede retrasarse hasta que el gato se haya vuelto negativo en anticuerpos, o al menos haya experimentado una caída significativa en el título de anticuerpos.

Prevención FCoV / FIP

Aunque hay cada vez más disponibles nuevos estudios sobre las posibilidades de tratamiento, la prevención todavía se considera la mejor opción. Particularmente en los gatitos de raza pura y los gatos jóvenes que constituyen el 70% de todas las muertes por FIP, uno de los pasos preventivos aceptables incluye elegir un gatito o gato libre de FCoV. Los gatitos criados en una casa privada sin ninguna exposición a gatos que no sean sus madres, o los gatitos de un criadero libre de coronavirus tienen menos probabilidades de desarrollar FIP.

¿Cuándo es seguro reintroducir un gato no infectado con FCOV en su casa?

El coronavirus es un virus frágil, lo que significa que los rastros del virus deberían desaparecer en unas pocas horas o días. Sin embargo, cuando está cubierto por heces secas y arena para gatos, el FCoV puede permanecer infeccioso posiblemente hasta 7 semanas; por esta razón, es importante aspirar bien y limpiar con vapor las alfombras, especialmente alrededor de las bandejas de arena. Después de uno o dos meses, debería ser lo suficientemente seguro como para permitir que el gato ingrese a la casa del dueño.

Antes de que el gato regrese a casa, los rastros del virus se pueden eliminar de las pertenencias del gato mediante una limpieza a vapor o con un desinfectante de limpieza común. La descontaminación de los tazones, la caja de arena del gato y la ropa de cama se puede realizar fácilmente utilizando un lavavajillas, un fregado simple y una lavadora (a 60 ℃).

Prueba de anticuerpos de un gato para FCoV

El coronavirus felino (FCoV) está muy extendido en la población felina debido a las altas tasas de contagio. Dicho esto, para asegurarse de que su gato no tenga FCoV, se podría realizar un análisis de sangre de anticuerpos que indique exposición o infección. Al evaluar a los gatos para detectar anticuerpos contra el coronavirus, es importante que utilice un kit de prueba altamente sensible que pueda detectar todos los gatos positivos, sin perder ninguno. Debido a su rendimiento de 100% de sensibilidad (con un resultado negativo que indica un gato libre de FCoV / FIP), el kit de prueba de anticuerpos contra el coronavirus felino FCoV (FIP) ImmunoComb de Biogal es altamente recomendado por la doctora Diane Addie (una reconocida viróloga veterinaria cuyo Ph. D. y el enfoque principal de la investigación es la peritonitis infecciosa felina (FIP) en su estudio publicado que compara una variedad de pruebas de anticuerpos FCoV.

Bibliografía: Netta, D. R. (16 de Febrero de 2021). Biogal Galed Labs. Obtenido de https://www.biogal.com/blog/what-you-need-to-know-about-feline-coronavirus-fcov-fip/?utm_source=Biogal&utm_campaign=5c4a29d7a2-fcov_fip_blog_revital_2021_01_28_09_32&utm_medium=email&utm_term=0_001597654e-5c4a29d7a2-1319842618

author-avatar

Acerca de DESEGO

DESEGO® es una empresa 100% mexicana, fundada en el año de 1982. Fuimos la primer empresa de México en ofrecer equipo importado legalmente, con garantía y servicio. Además de estar comprometidos con nuestros clientes ofreciéndoles las mejores alternativas para que aprovechen todo el potencial de nuestros productos. En DESEGO® sustentamos nuestro trabajo siguiendo la misión y visión que hemos establecido, siempre respetando los valores que nos guían. Nuestra Misión Entregar a nuestros socios comerciales, calidad total y soluciones óptimas e inmediatas a través de nuestros equipos y servicios siendo siempre la mejor opción. Nuestra Visión Lograr sustentabilidad como empresa multinacional reconocida por nuestros altos estándares de calidad, eficiencia, innovación y servicio. Nuestros Valores Honestidad Experiencia Actitud de servicio Calidad Eficiencia Ética Responsabilidad Compromiso Nuestras Marcas En DESEGO somos distribuidores exclusivos de EQUIPO NUEVO y REACTIVO para México y Centro América de importantes marcas a nivel mundial como: Kontrolab Optisum Kitlab Nuestra gama de productos esta en continuo crecimiento, llevando siempre a nuestros clientes lo ultimo en tecnología para su laboratorio. En DESEGO® contamos también con la bodega mas grande de equipo y reactivo para laboratorio en el país; instalaciones de servicio, con técnicos especializados y con una amplia experiencia. Por todo esto y gracias a usted ¡SOMOS LA MEJOR OPCIÓN!

Deja una respuesta